Hábitos de consumo de espirituosos: una evolución constante

El consumo de bebidas espirituosas en España ha experimentado una transformación radical en los últimos años, marcada especialmente por la influencia de la tecnología y la pandemia.

20/3/24

 

Antes de la era digital, la compra de licores solía ser una experiencia presencial en bodegas, tiendas/vinotecas o supermercados locales. Sin embargo, con la llegada de plataformas de comercio electrónico y aplicaciones de entrega a domicilio, muchos consumidores han modificado sus hábitos de compra y experimentan con nuevas marcas desde la comodidad de sus hogares.

 

Compra online y entrega a Domicilio:

La digitalización ha llevado a un aumento significativo en la compra online de bebidas como licores o vinos. Plataformas especializadas y aplicaciones de entrega a domicilio han permitido a los consumidores explorar una amplia variedad de marcas y productos sin salir de casa. Este cambio ha impulsado a las marcas a fortalecer su presencia online, optimizar sus plataformas de comercio electrónico y ofrecer opciones de pago y entrega rápidas y seguras.

Es evidente que las ventas de licores y vinos a través de plataformas online, tanto en las webs de las bodegas como en marketplaces externos, han experimentado un crecimiento constante en los últimos años. Este aumento se debe en parte a la conveniencia que ofrece el comercio electrónico, permitiendo a los consumidores acceder a una amplia variedad de productos desde cualquier lugar.

Junto con el crecimiento en las ventas, también se observa una notable diversificación en la oferta de licores disponibles. Esto se debe en parte a la capacidad de las tiendas online para ofrecer una gama más amplia de productos. De hecho, muchos de los minoristas tradicionales están adaptando sus negocios para poder dar este servicio a sus clientes. Desde licores premium y artesanales hasta opciones más accesibles, los consumidores ahora tienen acceso a una variedad sin precedentes de opciones.

Experiencias en casa:

La tendencia hacia las experiencias en casa tiene cada vez más fuerza. Los consumidores, aunque siguen buscando la realización de celebraciones y eventos en lugares públicos, normalmente ligados a la gastronomía, han buscado recrear la experiencia de disfrutar de determinados espirituosos con realizando eventos en entornos más íntimos, e incluso contratando profesionales para realizar catas privadas, entre otros servicios. Las marcas han respondido adaptando sus estrategias y promocionando paquetes interactivos y físicos para mantener la conexión con los consumidores, como catas, o presentaciones de productos relacionados con los destilados.

Cambio en las preferencias:

Los consumidores actuales no solo buscan conveniencia, sino también experiencias significativas. Las marcas que comprenden esto han ajustado sus ofertas, introduciendo productos innovadores y de alta calidad. Además, la transparencia en la producción, el envasado sostenible y el compromiso social son aspectos cada vez más valorados por los consumidores.

Por otra parte, muchas personas de edades más avanzadas van “perdiendo el miedo” a este canal que ha sido desconocido para ellos, hasta ahora.

Los diferentes dispositivos:

Atrás quedaron esos tiempos en los que solo se utilizaba el ordenador como medio de compra online. Actualmente, el porcentaje de compras desde dispositivos móviles ya ha igualado al que lo hace desde un ordenador. La adaptación de las páginas webs a este formato ha sido fundamental para que el usuario se sienta cómodo a la hora de adquirir sus productos.

La seguridad en los pagos:

Por supuesto, todos estos puntos no serían importantes sin las mejoras en la seguridad de los medios de pago. Actualmente existen plataformas de pago muy variadas, en las que se garantiza que el usuario no va a ser estafado.

 

En conclusión, la evolución en los hábitos de consumo de bebidas espirituosas en España está siendo un viaje emocionante y desafiante para marcas y consumidores por igual. La combinación de la revolución digital y las tendencias han llevado a una mayor comodidad en la compra, pero también a una búsqueda más profunda de experiencias significativas.

Claramente, los consumidores buscan el trato cercano y la confianza a la hora de realizar sus compras para elegir sus tiendas, bien sean físicas o plataformas online. Tanto las marcas, como las personas que hay detrás, deben continuar adaptándose a estos cambios, mostrando flexibilidad y comprensión de las necesidades cambiantes. Solo de esta forma podrán conseguir un posicionamiento para prosperar en este nuevo paisaje de consumo.

 

*Disfruta de un consumo responsable

*Comparte este contenido solo con mayores de 18 años 

Permanece conectado

¡Síguenos en Facebook!

Licores Baines en Facebook